Si has ido a una competencia de niños seguramente habrás notado el comportamiento exagerado y, en ocasiones, abusivo que algunos padres tienen hacia los rivales o, incluso, sus hijos. El deporte fomenta la competencia, sí, pero también persigue valores como el respeto y el compañerismo....