Comencemos con lo principal:

¿Sabes realmente para qué comemos?

La realidad es que necesitamos una fuente de energía que nos permita desempeñarnos en nuestro día a día y esta proviene de los alimentos.

En la actualidad, la combinación de una dieta equilibrada con ejercicio regular para llevar una vida saludable parece muy difícil de lograr. La constante carga de trabajo, el poco tiempo libre o incluso los compromisos sociales obstaculizan el objetivo. Sin embargo, hay pequeñas acciones diarias...